Juan Ferrer: “Emprender es una actitud de vida que te hace evolucionar, aprender y querer ser mejor”

¿Qué les dirías a los jóvenes que están a punto de iniciar su camino como emprendedores? ¿Qué habilidades y fortalezas deben tener?

Lo primero que tienen que hacer es conocerse y como único te conoces a ti mismo es arriesgando. Estamos educados en un sistema victimista donde esperamos a que alguien nos resuelva el problema. Los jóvenes tienen que asumir que durante cuatro, cinco o seis años de sus vidas deben experimentar, arriesgarse, irse al extranjero, sufrir, aprender, esforzarse. Solo de esa manera aquel que no tenga una vocación clara podrá ir descubriendo para qué sirve, lo que le gusta y lo que no. Esto solo lo descubriremos si somos guerreros, salimos adelante, probamos y arriesgamos.

¿Qué pueden hacer los jóvenes que aún no hayan hecho y que les lleve a conseguir todo aquello que se propongan?

Lo primero que tienen que hacer los jóvenes emprendedores es rodearse de gente que tenga el mismo espíritu. Eso es determinante para poder caminar. Y, en segundo lugar, salir al extranjero, aprender y buscar hasta conformar su sueño.

¿Por qué cree que emprender no es un objetivo sino una actitud que se debe aplicar en la vida personal y profesional?

Emprender es una actitud de vida que te hace evolucionar, aprender y querer ser mejor, lo contrario es estar estancado y morir en el proceso. Se puede ser emprendedor trabajando para una empresa o institución, en la propia vida personal o siendo funcionario.

¿Cómo pueden superar los obstáculos con los que se van a encontrar en el caminoy qué consejos les daría para hacer frente a a un fracaso?

Es importante entender que los obstáculos y los fracasos son retos que van a generar lecciones. Cuando pasamos un momento malo pensamos que es el fin del mundo, posiblemente porque sea la primera vez que nos encontremos en esa situación, pero una vez que pasamos varios momentos difíciles sabemos que después de la noche viene el día y que, simplemente, hay que aguantar y esperar, porque todo fracaso o obstáculo tiene una gran lección escondida.

¿Por qué en algunos lugares del mundo los errores suponen un aprendizaje y en España se ven como un fracaso?

Es una cultura que creo que tiene que ver con la religión en la que hemos sido educados. Tenemos que ser perfectos y si somos imperfectos seremos castigados. Es cierto, que en otros lugares la imperfección se ve como un reto, sin ser castigado por ello. Es algo que tenemos que aprender y cambiar.  

¿Qué cambios cree que tienen que producirse en la educación para  que se fomente el emprendimiento?

En primer lugar, lo ideal sería que los profesores fueran emprendedores y, en segundo lugar,  que los empresarios les robaran el discurso a todos aquellos que hacen creer que el empresario y el emprendedor son algo malo o negativo. Todo empresario y todo aquel que monta una empresa es alguien que se arriesga, lo que le convierte en un ejemplo a seguir. 

Martes, 24 Mayo, 2016 - 10:30